¿Hacia dónde va la industria española del videojuego?

El diario Expansión.com ha publicado una interesante entrevista a Ignacio Pérez Dolset, presidente de DEV, en la cual se discute del futuro de nuestra industria.

IPD

La industria del videojuego vive un presente boyante, pero se enfrenta a cambios derivados de los avances tecnológicos y la creciente competencia.

Para Ignacio Pérez Dolset, presidente de la Asociación española de empresas desarrolladoras de videojuegos y software de entretenimiento (DEV), el sector goza de buena salud porque "las nuevas tecnologías han dado un enorme impulso a la industria".

La consola tradicional no tiende a desparecer, sino que se siguen invirtiendo "millones en desarrollo muy enfocado a un público más hardcore (jugadores que pasan muchas horas frente a la pantalla)".

Por su parte, los smartphones "están enfocados mayoritariamente a juegos mucho más sencillos y pensados para el gran público con gastos en desarrollo mucho más bajos y con fórmulas de comercialización como los modelos freemium en los que el componente online y social están siendo muy importantes".

La previsión de crecimiento de la facturación de la industria del videojuego en el período 2012-2016 se calcula que sea del 6,7%, lo que se traduce en pasar de una facturación global de 66.300 millones de dólares en 2012 a los 86.100 en 2016, según el Libro Blanco de DEV.

Por regiones, Asia Pacífico aglutina el 36% del mercado seguida de Norteamérica con el 32% y Europa-África-Oriente Medio, con el 28%. En cambio, si se mide por jugadores activos, Norteamérica se sitúa en cabeza, con 192 millones de personas (el 55% de la población total) seguida por Europa Occidental y China, con 180 millones, cada una.

Como apunta Ignacio Pérez Dolset , "España es una gran potencia en consumo de videojuegos (somos el cuarto consumidor de Europa), pero como industria de desarrollo somos un país mucho menos relevante aunque estamos experimentando grandes crecimientos".

"Es importante entender que la producción de videojuegos crea empleo de calidad, en un ratio de prácticamente 50 a 1 al mero mercado de consumo de producto de importación. En la década de los noventa apenas existían una decena de empresas y hace diez años, en 2003, rondaría las 30-40".

En la actualidad, en España hay 330 empresas dedicadas al sector de los videojuegos (en las que participa un 3% de capital extranjero) que generan empleo directo para 2.630 personas.

"Los juegos para consolas son extraordinariamente complejos de desarrollar y cuentan con enormes presupuestos y equipos de desarrollo. Los juegos sociales son mucho más pequeños y su desarrollo es mucho más asequible para pequeños equipos de desarrollo de incluso menos de diez personas, aunque se requieren equipos multidisciplinares", destaca Dolset.

Teniendo en cuenta que el 68% de las empresas tienen menos de 5 años, la progresión en creación de empleo revela datos muy positivos.

"Necesitamos formación adecuada y profesionales del videojuego tanto en tareas de desarrollo como de producción, marketing y comercialización. El videojuego debe estar presente en la Universidad española. Además, se necesita apoyo del sector financiero para consolidar estas empresas lo que requiere que el sector sea más conocido por bancos y fondos de capital riesgo".

Por comunidades autónomas, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana aglutinan el 67,4% del total, seguidas de Andalucía y País Vasco, lo que supondría que estas cinco comunidades poseen el 80% de las empresas dedicadas a los videojuegos en España.

"Los estudios apuntan a que en los próximos años la industria va a experimentar un importantísimo crecimiento en facturación y generación, pero hay que evitar triunfalismos. La industria española ya vivió un boom espectacular en la llamada "edad de oro" de los videojuegos en España en los años 80, pero por diversas razones no se consolidó una industria con muchísimo potencial hasta ver su casi desaparición en los noventa".

Perfiles profesionales del sector de los videojuegos

Se distinguen hasta 29 perfiles distintos agrupados en varias categorías, que van del Diseño o la Animación al Desarrollo de software, pasando por la Dirección de proyectos, Marketing y distribución, entre otros. La tendencia al alza del crecimiento de empleo se mantiene y se prevé que en 2017 haya aumentado un 21,2%.

Modelos de negocio

Según el usuario, la frecuencia con la que utilice un juego o el tiempo que le dedique, es conveniente la utilización de un modelo u otro de negocio. Estos son los actuales:

Pay to Play: es el modelo más tradicional, en el que el videojuego se compra en formato físico o pagando por su descarga.

Free to play (F2P) y freemium: modelo que consiste en facilitar al usuario una versión gratuita del juego, con la posibilidad de adquirir versiones mejoradas o nuevas funcionalidades a través de micropagos.

Publicidad: el videojuego incluye publicidad por la que el desarrollador/propietario del juego obtiene ingresos. Encontramos distintas alternativas:

In Game Advertising: los juegos contienen publicidad en sí mismos, como avisos publicitarios o productos de una marca determinada.

Around-Game Advertising: la publicidad rodea al juego, pudiendo aparecer antes o después de jugar, muy común en juegos online.

Advergaming: una marca es promocionada específicamente en todo el juego (work for hire), debido a que esta misma es quién financia el desarrollo del juego.

 

(Fuente: María Hernández, Expansión.com http://www.expansion.com/2014/07/29/empresas/tecnologia/1406655997.html)

Quienes Somos

El mercado español del videojuego ocupa una posición de liderazgo en el sector del ocio audiovisual e interactivo, por ello la industria desarrolladora española ...

Leer más...

Contactar

C/ Velázquez 94 1ª planta, 28006 MADRID

info@dev.org.es

Twitter:@dev_es

Contacta

articles

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Ya se han establecido cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio.

Acepto las cookies del sitio.